Trece años después, éstos científicos regresaron al río Bogotá

La Fundación Al Verde Vivo, en alianza con la Corporación Autónoma Regional (CAR), volvió a realizar una expedición por el río Bogotá para conocer el estado de contaminación en el que se encuentra la vertiente.

 

 

La navegación se llevó a cabo en botes inflables que recorrieron siete municipios de la cuenca alta (Suesca, Gachancipá, Tocancipá, Sopó, Cajicá, Chía y Cota) y cuatro localidades de Bogotá (Suba, Engativá, Fontibón y Soacha) en donde se realizaron tallerres de sensibilización ambiental a estudiantes a través de teatro, el reciclaje y la pintura.

 

Además del objetivo social que busca promover una cultura del agua, también hay un interés técnico que consiste en promover una cultura del cuidado del agua, también hay un interés técnico que consiste en la georreferenciación de vertimientos y tomas de agua utilizadas para el riego de cultivos. Durante los quince días de recorrido los geólogos, geógrafos, biólogos, gestores culturales y expertos ambientales estuvieron ubicando los puntos estratégicos en el río Bogotá para que la CAR actúe como entidad ambiental ante las problemáticas que sean evidenciadas.

 

Durante la primera semana de recorrido encontraron cerca de 50 tomas de agua y más de 100 tubos que vierten las aguas residuales al río. Además de diferentes agentes contaminantes como plásticos, papel, cartón, animales en descomposición y plantas acuáticas como el buchón que obstaculiza la navegación y retiene metales como mercurio.

 

Algunos de los aspectos que preocuparon durante el primer tramo tiene que ver conderrames de cemento sobre el río Bogotá (cerca de Bavaria), altos indices de deforestación que han acabado con la flora nativa de la zona y desechos de jardinería que los clubes de golf arrojan sobre el río.

 

Según el director Fenando Vásquez "el río se ha convertido en un tema de salud pública a causa de sus altos niveles de contaminación, es un recurso que tiene cero niveles de oxígeno por lo que el objetivo no es descontaminarlo, sino dejar de descontaminarlo" POr eso resalta la importancia de actuar en la cuenca alta en donde todavía se puede trabajar en su cuidado ya que no cuenta con tanto desarrollo industrial pese a los impactos ambientales producto de la deforestación. "En Bogotá la situación es diferente, no sé cuál podría ser su futuro si no se crean politicas adecuadas de conservación y preservación" dice.

 

 

Limpieza manual

 

Simultáneamente a la navegación, la Fundación Al Verde Vivo realizó una limpieza manual entre el cacicazgo (Suesca) y el fresal Chocontá con el fin de evitar inundaciones que pongan en riesgo los asentamientos rivereños.

 

Navegaciones

 

La primera navegación por el río Bogotá se realizó en 1997 con el nombre de "Ponle corazón al río Bogotá" en la que se recorrieron 370 kilómetros para sensibilizar a comunidades e industrias sobre los vertimientos en el recurso hídrico. LA tercera fuen el el 2002 y la cuarta se hizo desde el 7 de abril en Suesca hasta el 21 del mismo mes en Soacha.

 

Fuente: El Espectador

Tips ambientales

  • Residuos Tóxicos

    En 1991 las industrias de este pais emitieron al menos 1'53 millones de toneladas de más de 300 sustancias tóxicas al medio ambiente. 

    Cerca del 60% fueron a parar a la atmósfera.

Árboles sembrados
  • 450.000

Árboles X sembrar
  • 1.050.000

Calcula tu Huella de Carbono
 
   

Calle 95 48-40 oficina 203

Barrio: La Castellana

Teléfono: 2183048/2364092

Celular: 3134192542/3138163532

Bogotá DC / Colombia